Las cooperativas murcianas crearon 1.835 empleos entre octubre y marzo

El presidente de Ucomur presentó a Valcárcel los datos más recientes entre los que destaca el aumento de empresas que apuestan por este modelo para evitar el cierre

Un salvavidas para las empresas en crisis

El cooperativismo se consolida como una de las vías más eficaces para reflotar pymes en dificultades y mantener los puestos de trabajo

 

La dura situación de crisis económica, política y social ha llevado a numerosos negocios al cierre. Como respuesta, muchos trabajadores han decidido coger las riendas de su futuro y transformar o reconvertir las empresas en quiebra, concursadas o abandonadas por sus dueños en cooperativas para poder conservar sus puestos de trabajo y seguir con la actividad.

El presidente de Ucomur, Juan Antonio Pedreño, entregó el pasado viernes 24 de mayo un documento al jefe del Ejecutivo murciano, Ramón Luis Valcárcel, que incluye las últimas 19 cooperativas (pertenecientes al sector de la construcción, servicios, enseñanza, agroalimentarias, industria,…) que se han constituido a través de esta vía y que “han permitido que casi 100 personas sigan trabajando”.

Aseguró que es fundamental que no solo se tenga en cuenta la creación de nuevas empresas, sino también abordar el modelo cooperativo como una solución a la destrucción de empresas que permite mantener el empleo, una estrategia que resaltó que ya se está aplicando en todo el mundo. Así, puso el ejemplo de Argentina, un país en el que 350 empresas se han reconvertido en cooperativa en los últimos diez años, lo que posibilitó que casi 25.000 personas no pasaran a engrosar las listas del paro. En el caso de España, señaló que las cifras están incluso por encima.

Pedreño se reunió con Valcárcel en el Palacio de San Esteban para presentarle los últimos datos del cooperativismo murciano. Las características específicas de este modelo, entre las que sobresale la mayor implicación de los socios con el proyecto empresarial, han llevado a que la reducción en el empleo sea sensiblemente inferior al resto de fórmulas jurídicas desde que se inició la recesión económica.
Así lo refleja los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social del periodo comprendido entre el 1 de octubre y el 31 de marzo, seis meses en los que las cooperativas murcianas plantaron cara a la crisis con la creación de 1.835 puestos de trabajo. En concreto, el informe del primer trimestre del año muestra que generaron 222 puestos de trabajo, lo que supone un crecimiento del 1,3% respecto al cuarto trimestre de 2012 y mejora ostensiblemente la media nacional (-4,3%) en 5,6 puntos.

Los números de la Región siguen la tendencia positiva del último trimestre del año pasado, en el que se crearon 1.613 puestos de trabajo. Con un total de 17.477 cooperativistas a 31 de marzo, Murcia se acerca a los registros de 2007, cuando el número de empleados en el tercer trimestre del año, momento en el que se inició la crisis económica, ascendía a 17.573 empleados.

A nivel nacional, de acuerdo a los datos de Ciriec, un centro internacional de investigación sobre la economía social, la caída del empleo es mucho más acusada en el conjunto de asalariados privados (hay un 20% menos de ocupados que en 2007) que entre los trabajadores de cooperativas (un 12% menos en el mismo periodo). La clave reside en la capacidad de estas empresas para adaptarse a las situaciones difíciles por su estructura organizativa y los valores que las inspiran. Son capaces de asumir todo tipo de sacrificios y renuncias que priorizan mantener el puesto de trabajo antes que destruirlo.

En lo que respecta al ritmo de creación de empresas, Pedreño reveló que ya se han constituido 43 cooperativas que, en comparación con las cifras de 2012 a estas alturas, significa un incremento del 25%. El año pasado finalizó con un total de 82 cooperativas, un registro que Pedreño espera superar con las nuevas empresas que se generen los próximos meses.

El presidente de Ucomur destacó que la organización ha recibido 165 propuestas para poner en marcha proyectos empresariales, de los que el 90% son bajo la fórmula de cooperativa. “De hecho, -indicó-, hay algunos que han visto la luz, mientras que el resto se encuentran en fase de estudio y análisis, puesto que requieren una planificación detallada y solo darán el paso definitivo aquellos proyectos que sean viables, dadas las dificultades de la actual coyuntura económica y las limitaciones para conseguir financiación”.

Pedreño expuso al presidente de la Comunidad las principales líneas de trabajo que está desarrollando Ucomur, entre las que figuran favorecer la creación de nuevas empresas en sectores emergentes; contribuir a consolidar las ya existentes, y poner en marcha acciones trasversales de apoyo, de financiación, de legislación y de difusión del modelo cooperativo.

Asimismo, resaltó las relaciones que la organización mantiene con los municipios de la Región, en los que participa en jornadas de emprendimiento y creación de empleo, además de para presentar el proyecto 2ª Oportunidad. “Queremos mostrarles que tienen en el modelo cooperativo un instrumento importante para evitar el cierre de empresas”, indicó. En este sentido, destacó que muchas cooperativas se han hecho cargo de la gestión de servicios públicos como escuelas infantiles o centros de atención a la dependencia que resultaban deficitarios para los ayuntamientos.

Ley de emprendedores

Pedreño explicó que la futura Ley de Emprendedores, cuyo anteproyecto aprobó el Consejo de Ministros el pasado viernes, incluye unos apartados de mejoras fiscales para las empresas de nueva creación que, después de presentar una enmienda, también contemplan a las cooperativas.

Asambleas de Ucomur y Cepes

Juan Antonio Pedreño anunció que Ucomur celebrará su asamblea general el próximo 12 de junio en el Hotel NH Amistad de Murcia y que contará con el jefe del Ejecutivo murciano en la clausura. También confirmó la presencia de Valcárcel, en calidad de presidente del Comité de las Regiones (CDR), en la asamblea que la patronal de economía social Cepes celebra el 20 de junio en Madrid y a la que asistirán la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez; el ministro delegado de Economía Social de Francia, Benoît Hamon, y el copresidente del intergrupo de Economía Social del Parlamento Europeo, Marc Tarabella. Destacó que será uno de los actos más importantes de la economía social celebrado en Europa en los últimos años.

Un ‘salvavidas’ para las empresas

Una solución para no bajar la persiana

Los procesos de transformación en cooperativas suelen tener su origen en diferentes causas. Muchas de las nuevas empresas surgen como respuesta a situaciones críticas. Uno de los casos más recientes es Profinox, que inició su andadura en el mes de febrero la mano de nueve trabajadores que proceden de una empresa que se encuentra en proceso de concurso de acreedores.

“Cuando se certificó la inviabilidad de la empresa con la presentación del ERE, decidimos que teníamos que seguir por nuestra cuenta y apostar por el autoempleo”, explica Miguel González, presidente de la cooperativa, que se dedica al tratamiento y deformación de acero inoxidable, fundamentalmente al pulido de tubos, barras, chapas, accesorios y cualquier otro producto de este material y que cuenta con una nave de 1.500 metros cuadrados en el Polígono Industrial Oeste, en Alcantarilla.
Una de las claves en el proceso de transformación es no esperar hasta el último momento, cuando la situación se ha deteriorado completamente. Cuanto antes se detecten los problemas, se realice un estudio realista de viabilidad y se adopte la decisión del cambio de fórmula jurídica, más opciones existirán para garantizar la continuidad.

Los trabajadores de Profinox solicitaron la capitalización de todo el subsidio de desempleo para constituir la cooperativa y, gracias a la ayuda de Ucomur, el proceso de transición fue rápido, con apenas 21 días de diferencia entre el cese de actividad en su antigua empresa, el 14 de enero, y el inicio del nuevo proyecto, el 1 de febrero.

Otras dos cooperativas que han nacido este año son J2 Electricidad y Decoración y Pinturas del Segura (DPS). La primera (699 923 148 y [email protected]), se dedica a la instalación y mantenimiento eléctrico, de redes informáticas, seguridad (alarma contra incendios, circuito cerrado de televisión,…) y telecomunicaciones. Los socios decidieron transformar una sociedad limitada en cooperativa. Lo mismo sucedió con DPS (622 780 854 y [email protected]), que ofrece al cliente todo tipo de pinturas (tierras florentinas, estuco veneciano, imitación a madera, simulación de mármol,…), revestimientos, interiorismo y lacado.

Hormiluna (609 156 700 y [email protected]) surgió en 2009 por la iniciativa de cuatro trabajadores de la extinta Hormigones Costa Cálida. El dueño decidió vender las plantas de hormigón que tenía repartidas por toda la Región y propuso a sus trabajadores que se quedaran con la empresa. En el caso de Aludimar (968 85 66 12 e [email protected]), una carpintería metálica especializada en el aluminio, hierro y acero inoxidable, seis hermanos de la pedanía murciana de Cabezo de Torres decidieron apostar por este modelo para remontar las pérdidas que generaba su empresa.

La creación de la cooperativa Sierra Informática (968 21 14 35 y [email protected]), que inicia su actividad bajo esta fórmula en junio, surgió a raíz de la jubilación del empresario. Los tres trabajadores decidieron continuar con la actividad de la empresa (venta y alquiler de equipos informáticos y servicio técnico), que cuenta con una trayectoria de casi 30 años, y optaron por hacerlo a través del modelo cooperativo.